Ingenieria Civil

Nueva oficina de asesoría académica en edificio de la Facultad de Ingeniería impactará el PAA

10-Abr-2016

Por: Ing. José F. Comarazamy

 

El programa de Asesoría Académica en la Facultad de Ingeniería de UNIBE ha venido desarrollándose desde hace cuatro años con gran éxito. El programa fue concebido con el interés de proveer a los estudiantes de ingeniería civil, ingeniería industrial e ingeniería en tecnologías de la información y la comunicación de un asesoramiento y acompañamiento durante la carrera y orientación sobre su proyecto profesional.

Con la creación de una oficina moderna en el edificio de ingeniería de UNIBE, el programa contará con un espacio que permitirá una excelente comunicación entre el asesor y el estudiante. Esta disponibilidad de un espacio destinado para estos fines impactará significativamente en el proceso de aprendizaje.

El principal instrumento que se utiliza en el programa de asesoría es la entrevista, mediante la cual se establece una relación directa entre el asesor y el estudiante, sobre aspectos académicos individuales o derivados de su situación personal. El asesor debe crear un clima para facilitar que el estudiante exprese con libertad sus opiniones y sentimientos. Es una entrevista abierta y flexible que requiere confianza de los estudiantes.

El asesor no suplanta al estudiante en la toma de decisiones. Su papel consiste en ayudarlo a decidir por su cuenta, encaminándolo en busca de la mejor solución. Tampoco los asesores son consejeros psicológicos, ni tratan temas emocionales que se aparten del comportamiento normal del estudiante.

Es importante resaltar que en el programa de Asesoría Académica de la Facultad de Ingeniería de UNIBE, los asesores remiten a los estudiantes a los departamentos donde hay especialistas institucionales relacionados con la orientación específica.

El programa procura brindar a los estudiantes información y orientación en los aspectos intelectuales y académicos. Así mismo dar atención a problemas relacionados con el retiro de asignaturas, el aprovechamiento académico y la selección de materias. De manera que el asesor desarrolla funciones de guía, orientador, asesor y facilitador de recursos y herramientas de aprendizaje.

El tema de asesoría académica se concretiza en el año 2000, cuando el informe Universidad 2000 (Bricall, 2000) puso de manifiesto la figura del profesor asesor como un recurso para que el estudiante pueda recibir una asistencia más personalizada en la búsqueda de su itinerario curricular y en su aprendizaje. Narra que “una parte del profesorado deberá asignarse a tareas de asesoramiento de los estudiantes, en necesaria cooperación con técnicos y profesionales especializados en estas cuestiones. Las instituciones de enseñanza superior deberán establecer esta clase de servicios como una parte central de sus pretensiones.”

 Así como la labor del docente no debe limitarse a las cátedras sobre su especialidad profesional, tampoco el estudiante debe circunscribirse a escuchar esos conocimientos, para repetírselos al profesor en el examen. Tanto profesor como alumno, cada uno en su rol, tienen que tomar decisiones eficientes y razonables sobre la enseñanza y el aprendizaje. El programa de Asesoría Académica nos brinda un punto en el que se juntan el paradigma del docente con el desarrollo académico del estudiante.

Con el actual anhelo de las universidades por ser competitivas, estar acreditadas y figurar en buena posición en los ranking de calidad, se han enfocado en nuevas estrategias, entre las que se encuentra el programa de asesoría académica, como sistema de atención al estudiante en su aprendizaje y ayuda en el desarrollo de sus competencias.

Un mecanismo de medir calidad en las universidades es a través de los servicios de orientación al estudiante, y en este aspecto, la asesoría académica es su columna vertebral. Este programa ha alcanzado en los últimos tiempos un papel destacado, al ser considerado como una recia estrategia que mejora la calidad de la enseñanza.

El programa de Asesoría Académica hace posible la integración de los estudiantes en el ambiente universitario, la motivación y el rendimiento académico y los hace reflexionar; es un medio que permite infundir valores en los alumnos; y el contacto con los estudiantes beneficia la sinceridad de éstos con el asesor.

La razón de ser del programa de asesoría académica es buscar el aprendizaje y desarrollo personal de los estudiantes, y hacer efectivo el pensamiento del novelista norteamericano James Michener de que “los científicos sueñan en hacer grandes cosas, los ingenieros las hacen”. Al lograr dicho programa una confortable oficina, le proporciona al mismo, compromiso, intencionalidad y apoyo institucional.

 

 

 

 

 

Director Escuela de Ingeniería Civil

Acerca de esta carrera